Derecho empresarial y empresario

En toda actividad empresarial, existen dos vertientes, que denominamos por una parte, derecho empresarial y por otra paralela e íntimamente ligada, algo que solemos olvidar, lo que produce a veces una gran indefensión: es lo que llamamos el derecho de empresario. Tenemos por costumbre los operadores jurídicos dedicar mucho esfuerzo a salvaguardar y garantizar los derechos de la empresa, pero, dejamos involuntariamente de lado al empresario.

En Sanz Corporación expertos en derecho empresarial, apostamos por una visión jurídica global de ambos, de modo que, cada empresario se dedique al cien por cien a hacer lo que realmente sabe y que será aquello a cuyo sector pertenezca su empresa, bien sea de servicios, de producción, etc… y dejando todo el resto de asuntos no relacionados con su unidad productiva en manos de nosotros, sus abogados, quienes velaremos sobre todo por ejercer un trabajo preventivo como redacción de contratos, protocolos empresariales, y todo aquello que requiera una visión objetiva y formada, siempre aportando un valor añadido a la empresa y permitiendo que todo aquello que exceda a la actividad, el empresario tenga tranquilidad que nosotros lo resolveremos. Por nuestra experiencia, hemos podido comprobar la indefensión que padecen los empresarios en situaciones diarias y relaciones jurídicas que ni entienden, ni quieren, ni deben entender, que su esfuerzo se debe dirigir en exclusiva a gestionar y hacer crecer su empresa. Existe una relación empresario – abogado cuyo lazo y vínculo es esencial y que consiste en la confianza mutua y en una inquebrantable lealtad, siendo elementos esenciales para este despacho.