El Nuevo Código Penal establece la responsabilidad penal de las empresas y exige a las todas las sociedades implantar un sistema de prevención de delitos

Nace la figura del Compliance Officer o Controller Jurídico, es el responsable del cumplimiento del marco regulatorio y normativo en el ámbito penal que afecta a las empresas. Estos nuevos requerimientos legales hacen necesario que:

  • Su empresa adopte e implante modelos de prevención de delitos
  • Exista un responsable de esta área, el Controller Jurídico
  • El Controller Jurídico tenga poderes autónomos de iniciativa y control

 

Este sistema de prevención, siempre que se realice con la suficiente diligencia, será lo único que eximirá a la empresa de una posible responsabilidad penal en caso de delito.

Desde Sanz Corporación ofrecemos nuestro programa específico de riesgos penales, para dar cumplimiento a las exigencias del Nuevo Código Penal y procurar la exención penal de las sociedades.

  • Regulación Jurídica
  • Prevención de riesgos penales
  • Figura del Compliance Officer o Controller Jurídico
  • Diseño e Implantación del Modelo de prevención
  • Diseño del Modelo de Respuesta ante el riesgo de comisión de un delito en la empresa

En el supuesto en el que su empresa cuente con su propio programa de prevención de delitos, nuestra  Área Legal & Complience de Sanz Corporación, le ofrece realizar la verificación periódica que establece el Código Penal. En este caso, también le ofrecemos externalizar el canal de denuncias para un correcto cumplimiento de la normativa.